DISEÑO INDUSTRIAL | Desde Córdoba - Argentina

materiales : COBRE

martes, 11 de marzo de 2008


A la hora de elegir materiales para lavabos y fregaderos tenemos muchas posibilidades: porcelana, mármol, sintéticos, cristal, acero y desde luego también cobre. Aparte de otras muchas propiedades, que veremos a continuación, aunque el cobre es un metal su aspecto resulta más cálido que el del acero, por lo que muchas personas lo prefieren. Además es naturalmente resistente a las bacterias, por lo que resulta una elección muy adecuada para el baño o la cocina.

El cobre es un elemento natural esencial para la vida. Es uno de los oligoelementos vitales de nuestra dieta diaria, que nos ayuda a mantener sanos cuerpo y mente. Al igual que nosotros, los animales y las plantas tampoco podrían vivir sin cobre.

En términos prácticos, el cobre ha sido y es uno de los materiales más valiosos y útiles para el hombre desde tiempos inmemoriales. En excavaciones arqueológicas realizadas en la pirámide de Keops en Egipto se han recuperado trozos de un sistema de tuberías de cobre que, después de más de cinco mil años, aún se encontraban en condiciones de utilización.






El cobre es dúctil, resistente a la corrosión, muy maleable y fácilmente reciclable. En aleación con otros metales, puede adquirir características adicionales de mayor dureza y resistencia a la tracción.

Como eficaz conductor de electricidad podemos encontrarlo en los cables que hacen llegar la corriente a nuestras casas.

Su habilidad para conducir el calor lo hace también un material ideal para fontanería y accesorios. Cuando el agua caliente entra en contacto con un fregadero o una bañera de cobre las paredes se calientan rápidamente y se mantienen así durante tiempo. Por esta misma razón se utiliza para las tuberías de los sistemas de calefacción.



Las tuberías de cobre se utilizan además para suministrar agua a nuestros hogares porque, como hemos dicho antes, nos permiten inhibir el crecimiento de bacterias, virus y hongos contribuyendo así a conservar la calidad del agua que bebemos.

Desde el punto de vista estético también tiene numerosas ventajas. Debido a que es fácilmente moldeable los diseñadores y artesanos pueden crear productos con muchas texturas y formas como el fregadero o la bañera que vemos en las fotografías.

El cobre es muy fácil de mantener y, como habíamos visto, resistente a la corrosión. En los exteriores, si no ha sido tratado, el cobre adquiere una preciosa pátina verde, como la que vemos en canalones y tejados antiguos, que lo protege naturalmente.



El aspecto negativo es el precio, que ha experimentado una espectacular subida en el último año, dando lugar incluso a una especial fiebre del cobre con la picaresca del robo de los cables del alumbrado público que hemos visto comentada en muchos medios de comunicación.

En fin, nada es perfecto.


Vía | decoesfera + Home Improvement Ideas
Más Información | Infocobre + Ago + fregadero de Clawfootsuply

0 comentarios: